7 Remedios caseros para las Hemorroides: Alivia tu Malestar

Las hemorroides pueden ser una condición molesta y dolorosa para muchas personas. Afortunadamente, existen remedios caseros naturales que pueden ayudar a aliviar los síntomas. Desde el uso de gel de aloe vera hasta aumentar la ingesta de fibra, estas soluciones pueden brindar alivio a quienes sufren de hemorroides. En este artículo, exploraremos algunos de los remedios caseros más efectivos para esta afección común.


 

1. Aplicar gel de aloe vera

Cuando se trata de abordar el malestar y el dolor asociados con las hemorroides, hay varios remedios naturales a los que muchas personas recurren. 

Uno de los tratamientos naturales más reconocidos y elogiados es la aplicación de gel de aloe vera

El aloe vera ha sido durante mucho tiempo celebrado por sus propiedades calmantes y antiinflamatorias, lo que lo convierte en una opción popular para tratar diversas afecciones de la piel, incluidas las hemorroides. 

El gel extraído de las hojas de la planta de aloe vera se conoce por su efecto refrescante, que puede ayudar a aliviar la sensación de ardor y picazón en el área afectada. Además, se cree que promueve la curación de los tejidos afectados y reduce la inflamación comúnmente asociada con las hemorroides.

Cuando se utiliza gel de aloe vera para tratar las hemorroides, se recomienda aplicar una pequeña cantidad del gel directamente en el área afectada. 

Esto se puede hacer varias veces al día, especialmente después de las evacuaciones intestinales o cuando el malestar es particularmente notorio. Es importante asegurarse de que el gel de aloe vera utilizado sea puro y sin añadidos químicos ni fragancias, ya que estos podrían potencialmente agravar los síntomas o causar irritación. 

Si bien el gel de aloe vera puede proporcionar alivio a muchas personas, es esencial tener en cuenta posibles alergias o reacciones adversas. Como con cualquier tratamiento, es recomendable realizar una prueba en una pequeña área antes de aplicar el gel de manera más extensa en el área afectada.

Vale la pena mencionar que el aloe vera se puede combinar con otros remedios naturales para las hemorroides para aumentar su eficacia.


2. Usar hamamelis como astringente

Además del gel de aloe vera, otro remedio natural ampliamente reconocido para tratar el malestar y la hinchazón asociados con las hemorroides es el hamamelis. Proveniente de las hojas y la corteza del arbusto de hamamelis, este astringente natural ha sido valorado durante mucho tiempo por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes. 

Cuando se aplica en el área afectada, se cree que el hamamelis ayuda a reducir la hinchazón, aliviar el dolor y proporcionar alivio de las sensaciones de picazón y ardor comúnmente experimentadas con las hemorroides.

Una de las formas más comunes de usar hamamelis para el tratamiento de las hemorroides es en forma de almohadillas o toallitas medicadas. 

Estos productos, que están ampliamente disponibles en farmacias, suelen contener hamamelis como ingrediente principal y están diseñados para aplicarse en el área afectada para un alivio rápido. Alternativamente, se puede aplicar hamamelis directamente en la piel utilizando una almohadilla de algodón o un paño suave. 

Algunas personas también pueden encontrar alivio al remojar un paño en hamamelis y aplicarlo en el área afectada como compresa.

Si bien el hamamelis generalmente es bien tolerado, es esencial usarlo según las indicaciones y evitar ingerirlo o aplicarlo en heridas abiertas o membranas mucosas. 


3. Baños de asiento con agua tibia

Otro remedio natural efectivo y calmante para aliviar el malestar y el dolor de las hemorroides es el baño de asiento, especialmente cuando se usa en combinación con agua tibia. 

Este remedio sencillo y de larga tradición puede ayudar a mejorar el flujo sanguíneo en el área afectada, reducir la hinchazón y promover la relajación del esfínter anal, lo que a su vez alivia los síntomas de las hemorroides.

Para tomar un baño de asiento, simplemente llene una bañera limpia o un baño de asiento especializado con suficiente agua tibia para cubrir las caderas y las nalgas cuando esté sentado.

Se recomienda sentarse en el agua tibia durante aproximadamente 15 a 20 minutos, permitiendo que las propiedades calmantes del agua surtan efecto. Para obtener un alivio adicional, las personas pueden considerar la incorporación de ingredientes naturales como la sal de Epsom, que es conocida por su capacidad para reducir aún más la inflamación y aliviar el malestar asociado con las hemorroides.

Es importante secar suavemente el área anal después de tomar un baño de asiento, y puede ser útil aplicar una pequeña cantidad de crema o gel suave y natural, como aloe vera o hamamelis, en el área afectada para obtener un alivio adicional. 

Se pueden tomar baños de asiento varias veces al día, especialmente después de las evacuaciones intestinales, para maximizar sus beneficios en el alivio de los síntomas de las hemorroides. 


4. Compresas frías o calientes

Además de los baños de asiento, la aplicación de compresas frías o calientes en el área afectada puede proporcionar un alivio inmediato del malestar y la hinchazón asociados con las hemorroides. 

Las compresas frías, como los paquetes de hielo o un paño empapado en agua fría, pueden ayudar a contraer los vasos sanguíneos, reducir la hinchazón y adormecer el área, aliviando así el dolor y el malestar.

Por otro lado, las compresas calientes, como un paño caliente y húmedo, pueden ayudar a relajar los músculos, mejorar el flujo sanguíneo y reducir la sensación de presión y dolor. 

Alternar entre compresas frías y calientes puede proporcionar un enfoque integral para el manejo de los síntomas de las hemorroides, lo que permite a las personas adaptar el tratamiento a sus necesidades y preferencias específicas.

Es importante tener en cuenta que al usar compresas, ya sean frías o calientes, es esencial evitar aplicarlas directamente sobre la piel y, en cambio, envolverlas en un paño limpio y suave para evitar cualquier daño o irritación potenciales en la piel. 

Además, es recomendable limitar la aplicación de compresas frías o calientes a aproximadamente 15-20 minutos cada vez para evitar posibles daños o molestias en la piel.


5. Aumentar la fibra en la dieta

Además de los tratamientos tópicos, realizar ajustes en la dieta es un aspecto esencial para manejar y prevenir las hemorroides. Uno de los cambios dietéticos más importantes que las personas pueden hacer es aumentar su ingesta de fibra.

La fibra desempeña un papel crucial en mantener evacuaciones regulares y promover la salud digestiva general, lo que puede ayudar a prevenir el desarrollo o la exacerbación de las hemorroides.

Las personas pueden aumentar su ingesta de fibra al incorporar una variedad de alimentos ricos en fibra en su dieta, como frutas, verduras, cereales integrales, legumbres y nueces. Estos alimentos no solo ayudan a ablandar las heces y facilitar su paso, sino que también contribuyen a la salud general del sistema digestivo, reduciendo la probabilidad de estreñimiento y esfuerzo durante las evacuaciones intestinales, que son factores comunes que contribuyen al desarrollo de las hemorroides.


6. Beber una cantidad adecuada de agua

Junto con las modificaciones dietéticas, mantener una hidratación adecuada mediante el consumo de una cantidad suficiente de agua es fundamental para manejar y prevenir las hemorroides. 

Una adecuada hidratación es esencial para promover evacuaciones intestinales regulares y prevenir el estreñimiento, que es un factor de riesgo importante para el desarrollo y la exacerbación de las hemorroides.

Los profesionales de la salud generalmente recomiendan consumir al menos de 8 a 10 vasos de agua al día para mantener la salud general y el funcionamiento adecuado del cuerpo, incluido el paso suave y eficiente de las heces. 

Además del agua, las personas también pueden incorporar otras bebidas hidratantes, como tés de hierbas y jugos de frutas naturales, en su rutina diaria para ayudar a satisfacer sus necesidades de ingesta de líquidos.

Para las personas que realizan actividades físicas vigorosas, viven en climas cálidos o tienen condiciones de salud específicas que pueden aumentar sus requerimientos de líquidos, puede ser necesario ajustar su ingesta de líquidos de acuerdo con la orientación de un profesional de la salud. 


7. Realizar ejercicio regularmente

La actividad física regular no solo es beneficiosa para la salud y el bienestar en general, sino que también desempeña un papel fundamental en la prevención y el manejo de las hemorroides.

El ejercicio ayuda a promover una digestión saludable, mejorar la circulación sanguínea y respaldar el funcionamiento adecuado de todo el sistema gastrointestinal, aspectos todos ellos esenciales para reducir el riesgo de estreñimiento y la tensión excesiva que puede provocar el desarrollo de las hemorroides.

Las personas pueden incorporar diversas formas de actividad física en su rutina diaria, como caminar, nadar, andar en bicicleta o participar en clases de fitness, para promover evacuaciones intestinales regulares y prevenir el desarrollo de las hemorroides. 

Además, ejercicios específicos que se enfocan en los músculos abdominales y del suelo pélvico, como los ejercicios de Kegel y las posturas de yoga, pueden ayudar a mejorar el tono muscular y respaldar una función intestinal saludable, reduciendo aún más la probabilidad de desarrollar hemorroides.


 

Conclusión

En resumen, hay varios remedios caseros que pueden proporcionar alivio para los síntomas de las hemorroides, como la aplicación de gel de aloe vera y el uso de hamamelis como astringente.

Mantener una dieta saludable, beber suficiente agua y hacer ejercicio regularmente también pueden ayudar a prevenir y manejar las hemorroides. 

Es importante consultar con un profesional de la salud para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados. Prueba a incorporar estas soluciones naturales en tu rutina para una experiencia más cómoda.


Artículos recientes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

saludinformativa@saludinformativa.com

© 2020 Todos los derechos reservados

Esta página web utiliza cookies.    Más información.
Privacidad