Métodos Anticonceptivos: Todo lo que debes saber

¿Buscas información sobre los métodos anticonceptivos y las opciones disponibles para evitar el embarazo? 

¡No busques más! En esta completa guía, trataremos todo lo que necesitas saber sobre los métodos anticonceptivos hormonales, de barrera, permanentes y naturales. 

También hablaremos de la eficacia, el coste y la duración de cada método y de cómo elegir el más adecuado para ti en función de tus circunstancias individuales y tu estilo de vida. 


 

• Métodos hormonales

Cuando se trata de anticoncepción, hay varios métodos disponibles, cada uno de los cuales ofrece distintas opciones para adaptarse a las diversas necesidades de cada persona. 

Los métodos hormonales actúan utilizando formas sintéticas de las hormonas estrógeno y progestina para impedir la ovulación y espesar el moco cervical, dificultando así que los espermatozoides lleguen al óvulo.

Estos métodos son muy eficaces para prevenir el embarazo cuando se utilizan correctamente. 

Incluyen la píldora anticonceptiva, los parches, las inyecciones y los anillos vaginales. Es esencial comprender que, aunque estos métodos son excelentes para prevenir el embarazo, no protegen contra las infecciones de transmisión sexual (ITS).

 

1. Píldoras anticonceptivas

Las píldoras anticonceptivas, a menudo denominadas «la píldora», son un método anticonceptivo reversible común y muy eficaz. 

Hay dos tipos: las píldoras combinadas, que contienen formas sintéticas tanto de estrógeno como de progestina, y las píldoras de progestina única

Cuando se toman correctamente, son eficaces en más del 99%. Sin embargo, no tomar las pastillas o tomarlas a horas distintas cada día puede reducir su eficacia.

Es importante tener en cuenta que, aunque las píldoras anticonceptivas son una opción anticonceptiva excelente, no protegen contra las infecciones de transmisión sexual.

Algunos efectos secundarios comunes de las píldoras anticonceptivas pueden incluir náuseas, sensibilidad en los pechos y sangrado por escape, especialmente al comenzar con un nuevo método.

Sin embargo, muchas personas descubren que estos efectos secundarios disminuyen después de unos meses de uso, y algunas utilizan la píldora para controlar y mejorar ciertas afecciones médicas, como el síndrome de ovarios poliquísticos y la endometriosis.

Cuando se piensa en el uso de la píldora anticonceptiva, es importante sopesar los beneficios y riesgos potenciales, y las personas deben consultar con un proveedor de atención sanitaria para encontrar la opción más adecuada a sus necesidades y antecedentes médicos concretos. 

 

2. Inyección anticonceptiva

La inyección anticonceptiva, conocida comúnmente por la marca Depo-Provera, es un método anticonceptivo muy eficaz y duradero.

Consiste en administrarse una inyección de progestina cada tres meses para prevenir el embarazo.

Este método es popular entre las personas que prefieren no tomarse una píldora todos los días y buscan una opción anticonceptiva discreta y de bajo mantenimiento.

La inyección anticonceptiva funciona impidiendo la ovulación, espesando el moco cervical y adelgazando el revestimiento del útero.

Una de las principales ventajas de la inyección anticonceptiva es su elevada eficacia, con una tasa de eficacia superior al 99% en el uso típico.

Como ocurre con cualquier método hormonal, la inyección anticonceptiva puede asociarse a posibles efectos secundarios, como sangrado irregular, cambios de peso y un posible retraso en el retorno a la fertilidad tras su interrupción.

Es crucial que las personas que estén considerando este método hablen de estos aspectos con un proveedor de atención sanitaria para tomar una decisión informada.

Dado que la inyección anticonceptiva no protege contra las infecciones de transmisión sexual, las personas con riesgo de ETS también deben usar métodos de barrera, como condones, además de la inyección.

A pesar de los posibles efectos secundarios, muchas personas agradecen la comodidad y la alta eficacia de la inyección anticonceptiva a la hora de prevenir embarazos no deseados.

 

3. Parche anticonceptivo

El parche anticonceptivo es un práctico y altamente eficaz método anticonceptivo hormonal que se coloca sobre la piel y se sustituye una vez a la semana durante tres semanas, seguidas de una semana sin parche para permitir el sangrado por deprivación.

Funciona liberando formas sintéticas de estrógeno y progestina a través de la piel para evitar la ovulación, espesar el moco cervical y adelgazar el revestimiento del útero, impidiendo así el embarazo.

Cuando se utiliza correctamente, el parche anticonceptivo es más del 99% eficaz para evitar el embarazo.

Una de las ventajas del parche anticonceptivo es su facilidad de uso, lo que lo convierte en una opción popular para las personas que pueden tener dificultades para recordar tomarse una píldora diaria.

También ofrece beneficios no anticonceptivos, como reglas más regulares, más ligeras y menos dolorosas.

Además, a algunas personas les parece que el parche puede ayudar a mejorar el acné y los síntomas del síndrome premenstrual (SPM).

Sin embargo, como ocurre con cualquier anticonceptivo hormonal, puede haber posibles efectos secundarios a tener en cuenta, y es importante que las personas hablen de su historial médico con un proveedor de atención sanitaria para determinar si el parche es una opción adecuada para ellas.

 

4. Anillo vaginal

El anillo vaginal es un anillo flexible y transparente que se inserta en la vagina, donde libera de forma continua formas sintéticas de estrógeno y progestina para evitar la ovulación y espesar el moco cervical. 

Este método anticonceptivo se deja en su sitio durante tres semanas y se retira la cuarta, durante la cual se produce el sangrado por deprivación.

Con un uso adecuado y constante, el anillo vaginal es más del 99% eficaz para evitar el embarazo. Ofrece la ventaja de no tener que pensar en la anticoncepción todos los días y proporciona una fertilidad fácilmente reversible al interrumpirla.

Algunas personas aprecian los beneficios no anticonceptivos del anillo vaginal, como periodos más predecibles y ligeros.

También puede ayudar a mejorar los calambres menstruales y el acné en algunas usuarias.

Si el anillo se coloca y se retira correctamente, no hay que sentirlo durante las actividades diarias o las relaciones sexuales. Sin embargo, si se siente o causa molestias, es esencial pedir consejo a un profesional sanitario para asegurarse de que está en la posición correcta.


 

• Métodos de barrera

Los métodos anticonceptivos de barrera funcionan impidiendo físicamente que los espermatozoides lleguen al óvulo.

Estos métodos se utilizan en el momento de la relación sexual y están diseñados como una forma de anticoncepción in situ.

A diferencia de los métodos hormonales, los métodos de barrera, como el preservativo masculino y femenino, sí proporcionan cierta protección contra las infecciones de transmisión sexual (ITS). Otros tipos de métodos de barrera son el gorro cervical y los preservativos


1. Preservativo masculino

El preservativo masculino es un método de barrera popular y ampliamente disponible que se coloca sobre el pene erecto para crear una barrera física que impida que los espermatozoides entren en la vagina.

Es también la única forma de anticoncepción que protege contra las ETS.

Los preservativos masculinos suelen estar hechos de látex, pero también hay opciones sin látex para personas con alergias o sensibilidades.

Cuando se utiliza correctamente y de forma constante, el preservativo masculino es muy eficaz para prevenir el embarazo y reducir el riesgo de transmisión de ETS.

Una de las ventajas de los preservativos masculinos es que son de fácil acceso y no requieren receta médica.

También existen en diversas tallas, texturas y materiales para adaptarse a las preferencias individuales. Algunas personas pueden encontrar que el uso de un lubricante a base de agua o de silicona puede aumentar la eficacia y comodidad del preservativo masculino.

Sin embargo, es importante asegurarse de que no se utilizan productos a base de aceite, como ciertas lociones o vaselina, con condones de látex, ya que pueden debilitar el material y aumentar el riesgo de rotura.

 

2. Preservativo femenino

El preservativo femenino, también conocido como preservativo interno, es un método de barrera que se inserta en la vagina antes de la relación sexual para crear una barrera protectora y evitar que los espermatozoides entren en la vagina. 

Una de las ventajas del preservativo femenino es que puede insertarse hasta ocho horas antes de la actividad sexual, lo que ofrece más flexibilidad y control a la usuaria.

Además, el preservativo femenino es el único método iniciado por la mujer que ofrece una protección doble frente al embarazo y las ITS.

Los preservativos femeninos suelen estar fabricados de nitrilo, un material blando, flexible y sintético seguro para las personas con alergia al látex.

Están diseñados para un solo uso y deben desecharse después de cada encuentro sexual.

Aunque el preservativo femenino puede no ser tan conocido como el masculino, ofrece una opción importante a las personas, especialmente a aquellas que pueden tener un acceso limitado o dificultades para negociar el uso del preservativo masculino.


3. Gorro cervical

El gorro cervical es un copa de silicona profunda reutilizable que tiene la forma de una gorra de marinero.

Está diseñado para ajustarse firmemente al cuello del útero y crea una barrera que impide que los espermatozoides entren en el útero.

Antes de utilizar el gorro cervical, debe colocarlo y recetarlo un profesional sanitario para garantizar el tamaño correcto y la colocación adecuada.

Cuando se utiliza de forma constante y correcta, el gorro cervical es un método anticonceptivo muy eficaz y puede dejarse en su sitio durante un máximo de 48 horas, lo que permite realizar múltiples actos de coito en ese intervalo de tiempo.

Una de las ventajas del gorro cervical es que no contiene hormonas y puede utilizarse por personas que no pueden o prefieren no utilizar anticonceptivos hormonales.

Es discreto y puede insertarse horas antes de la actividad sexual, proporcionando una forma no intrusiva de anticoncepción. Aunque el gorro cervical puede utilizarse con o sin espermicida, algunas personas pueden ser sensibles a las sustancias químicas del espermicida, por lo que es esencial hablar del uso del espermicida con un profesional sanitario para determinar la opción más adecuada.


Artículos recientes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

saludinformativa@saludinformativa.com

© 2020 Todos los derechos reservados

Esta página web utiliza cookies.    Más información.
Privacidad